Cursos de fotografía

En internet tienes cientos de cursos de fotografía; los hay de pago, gratuitos, de grandes fotógrafos, de gente que no conoces, etc. Pero cuando buscas estos cursos, puede abrumar la cantidad que hay, y cuando encuentras los temarios, las distintas formas que hay de darlos. Y entonces surgen preguntas como, ¿Cuál es el curso, el temario correcto?, ¿es mejor de pago que gratuito? Son muchas las dudas que nos surgen, sobre todo si eres nuevo en esto de la fotografía.

Por eso quiero explicarte algo muy importante a tener en cuentas cuando buscas tus cursos de fotografía.

¿Merece la pena pagar por un curso?

¿Qué estás comprando cuando pagas un curso?, esa es la pregunta que te tienes que hacer. Comúnmente se piensa que al pagar un curso, pagas unos conocimientos que no tienes y que necesitas para algo. Bien, ¿merece la pena pagar por esto? Ya hemos visto que hay cientos de cursos en la web con los conocimientos que necesitamos. ¿Necesitamos uno de pago o nos podemos apañar con uno gratuito?

Cursos de fotografía
samuelfoto.es©2021

Vamos a cambiar el punto de vista.

Lo más común cuando se paga por un trabajo es pagar por la experiencia que tiene alguien y que tú no. Pagas al fontanero, porque no sabes de fontanería, al albañil porque no sabes de albañilería, y así casi con todo.

Pues con los cursos de fotografía pasa los mismo.

Si tienes el tiempo y la dedicación necesarios para buscar por la web, la información está ahí, a veces difícil de encontrar, pero la información esta en internet y buscando se puede encontrar todo gratis (tutoriales en YouTube, videos en webs, tips de fotografía en TikTok, Instagram, cursos web de fotografía y un largo etcétera).

La experiencia del que sabe

Pero en los cursos de fotografía lo que realmente importa es la experiencia del que da el curso. No porque esto implique que sepa más, que es así. Nos interesa alguien con experiencia, alguien que ya haya recorrido el camino que nosotros estamos empezando, y lo contratamos para que nos ahorre tiempo aconsejándonos a evitar los tropiezos típicos de ese camino.

Los conocimientos están en internet como ya hemos visto, pero los fallos, los errores más comunes, los inconvenientes que se encuentra uno, eso no es tan fácil de encontrar. Sí hemos visto todos el típico tutorial o Tip de “Cosas que debes evitar al hacer tus fotos…” y títulos parecidos, incluso en esta web puede que encuentres alguno de ese estilo. Pero no es ese tipo de consejos a los que me refiero.

Los tipos de consejos de los que hablo son del estilo de: “Cuando estoy en la iglesia haciendo las fotos de los niños de comunión comulgando ¿qué automatismo o semiautomatismo de la cámara es mejor usar y porqué, o es mejor trabajar siempre en manual?”. Cosas de este estilo, donde la experiencia del fotógrafo es clave, porque de tantas veces que ha pasado por esa situación ha encontrado su propia solución al problema basada exclusivamente en su experiencia, no en algo aprendido o leído. Es un conocimiento adquirido por uno mismo.

Pagamos por este conocimiento adquirido, que él tiene y nosotros aún no, para que lo comparta con nosotros.

Tipos de cursos

Partiendo de la base de que pagamos al profesor por esa experiencia que él tiene, podemos decidir que tipo de cursos necesitamos en base a nuestra experiencia:

Cursos de fotografía
samuelfoto.es©2017
  • Cuando no tenemos experiencia ninguna, un curso básico con los conocimientos para empezar con la fotografía. Los tienes a cientos en internet. Realmente no tienes porque buscar un curso presencial para empezar a adquirir conocimientos.
  • Si tenemos algo de experiencia y más importante aún, nos han surgido dudas conforme hemos ido avanzando en la fotografía. Ya si necesitamos un curso en el que como digo el tutor pueda compartir su experiencia con nosotros. Este curso o tutoría (siempre se puede contratar una asesoría sólo para resolver dudas) yo aconsejo que sea presencial, siempre surgen más dudas de las que creemos tener mientras se lleva una conversación fluida en el entorno de una clase.
  • Si somos fotógrafos experimentamos o estamos centrados en un estilo o técnica concretos del que ya tenemos conocimientos. Un tutorial exclusivo de aquello que queramos aprender (un tipo concreto de retoque digital, un estilo de fotografía, una serie de consejos para algo específico, etc). Este puede ser presencial o un tutorial en video con una serie de pasos bien explicados. La ventaja del presencial es poder consultar al profesor todas las dudas que surjan y la del video es que podemos verlo y trabajar el curso en cualquier momento y podemos recurrir a él todas las veces que lo necesitemos.

Personalmente siempre considero mejor una clase presencial en la que podamos consultar las dudas que vayan surgiendo.

En ti está elegir ahora

Ya sabes lo más importante a tener en cuenta en un curso de fotografía, en ti está elegir el que más te convenga. Ten en cuenta que al final, la última decisión es la tuya, tu sabrás que necesitas y qué te puedes permitir.

No he tenido en cuenta aquí más motivos porque este artículo se haría muy extenso. Sólo mencionar que hay gente que escoge cursos presenciales o de pago, por comodidad, porque no tienen tiempo y ganas de ponerse a buscar en internet. Otras personas eligen cursos presenciales porque tener que ir a clase y rendir cuentas a un profesor les obliga a seguir el curso, cosa que por su cuenta no haría.

Aquí me he limitado a explicarte lo que considero más importante, que a la hora de elegir cursos de fotografía tengas muy en cuenta la experiencia del que lo da. Créeme, esa es la gran diferencia entre un buen curso y uno mediocre.

No hay guía más efectivo que la experiencia

Víctor Salas
“El fotógrafo que está detrás de samuelfoto.es”


Últimos artículos en la web


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.