Consejos cuando empiezas con la fotografía

samuelfoto.es©2016

Si buscas en internet artículos de fotografía para principiantes, encontrarás muchos en los que te avisarán de los errores más comunes a evitar. Esos artículos no dejan de ser muy personales, pues los errores que se comenten al prinicipio dependen mucho de nosotros mismos, de nuestro nivel fotográfico, de los consejos que nos hayan dado, etc.
En mi caso, después de tantos años dando clases de fotografía, he observado errores que se repiten mucho entre mis alumnos, algunos son errores de toda la vida que hasta yo mismo cometía cuando empezaba, otros errores son más propios de esta era digital en que vivimos. Pero es mi intención en este artículo guiarte con unos sencillos consejos que puedes seguir y que evitarán tropezarte con las piedras con que la mayoría hemos tropezado.

Así que te voy a dar 10 consejos para que empiezes con buen pie.

Para hacer buenas fotos hay que hacer muchas fotos

Lo repito mucho en mis cursos presenciales donde mis alumnos no paran de decirme lo pesado que soy con esto, pero es que no hay otra forma de aprender fotografía. Hay que hacer muchas fotos. Dedicarle tiempo a nuestra afición y observar los resultados.
Indepediéntemente de lo bien o mal que se nos de esto de hacer fotos, hay que practicar mucho para asimilar las normas de composición, para hacernos con nuestra cámara, conocerla, hacernos con los controles, aprender a manejar nuestra cámara sin quitar el ojo del visor, conocer sus límites, en definitiva para asimilar lo que vamos viendo. Son muchos los detalles que te llevan a una buena foto y que con la práctica irás cogiendo sin apenas darte cuenta.

En internet tienes un sin fin de ejercicios y consejos para no parar de hacer fotos, yo te voy a dar un solo consejo: “Lleva la cámara contigo siempre que puedas”. Poco a poco perderás la timidez y empezarás a hacer fotos de todo, cuando llegues a este punto estarás en el buen camino.
También te dejo este enlace, “tus primeros 5 ejercicios” para que empiezes a probar otras formas de hacer fotos.

Necesitas una cámara para hacer fotos y practicar

Si quieres aprender necesitas una cámara de fotos, y no, no vale un móvil con “chorrocientos megas de esos que hacen las fotos mejor que las cámaras”. ¡No! Necesitas una cámara fotográfica. No estoy diciendo que el móvil no haga buenas fotos, ¡ojo!, estoy diciendo que para aprender a hacer fotos tienes que hacerlo con una cámara. Es la única forma de entender como efecta la luz a la foto, como cada parámetro (esté es automático o no) afecta al resultado final. Y como todo en conjunto; equipo, técnica y composición crean la foto final.

Esta cámara debe tener:
– Objetivos intercambiables
– Modos manual, semiautomático y automático
– Distinitos tipo de medició de la luz
– Poder elegir el punto/zona de enfoque
A partir de aquí, todo lo que te apetezca, pero estas cuatro características son básicas para empezar en fotografía.

Por supuesto, yo como profesor de fotografía que soy, te recomiendo sí o sí una cámara reflex (que cumple de sobra con lo que he mencionado). Es mi consejo porque que si te acabas “envenenando” con esta afición tan apasionante, podrás seguir evolucionando en tu aprendizaje sin necesidad de cambiar de equipo, si acaso alguna inversión en objetivos o flashes, poco más.

Por supuesto, un curso para aprender lo básico

Hacer fotografías de calidad requiere tener unos conocimientos básicos. Hoy en día tenemos la suerte de que esos conceptos están al alcance de cualquiera en internet. El problema es que hay mucho contenido sin ordenar y no todo es de calidad. Hoy cualquiera puede colgar contenido en la web sin ninguna supervisión. De modo que si eres nuevo y no sabes qué necesitas, ¿cómo sabes que has encontrado lo que estabas buscando?
Yo personalmente recomiendo unas clases presenciales, un curso de iniciación de los que hay en casi todas las ciudades y dan las asociaciones fotográficas o algunos fotógrafos. Si no te lo puedes permitir, o no tienes acceso a ellos, en internet tienes cientos de cursos de iniciación.
El problema con internet es que no todos los cursos que hay gratuitos son buenos, hay que cribar mucho para dar con un curso realmente práctico. Creeme, como profesor que soy, he analizado muchos de estos cursos y todos tienen el mismo “esquema”; un o una profe moderno/a (muy bien estilizado y atrezado para dar esa sesación), un lenguaje muy cercano (hay técnicas de márketing que te enseñan precisamente ese lenguaje), muchos minutos de video para luego haberte dejado claro apenas un concepto, y al finalizar el curso, la sensación de que podrías aprender más (y podrás aprender más… si pagas sus siguientes cursos).
Y no, no voy a caer en la tentación de decirte que yo no soy así y que mi curso es práctico de verdad. Si tienes curiosidad, sólo entra y hazlo. Si te gusta perfecto, esa es mi intención, si no, salta al siguiente curso que encuentres. Por suerte tienes cientos de cursos para buscar en la red.

Pero una cosa ha de quedarte clara, si empiezas de cero, necesitarás un curso que guíe tus primeros pasos.

Se necesita tiempo para obtener resultados

samuelfoto.es©2016

Lo que mas desespera a los que empiezan con la fotografía es que se tarda bastante en conseguir buenos resultados. Una vez que empezamos a hacer fotos con cabeza y nos dejamos de disparar a lo loco, parece que hacemos peores fotos que antes. Pero no es así, lo que ocurre es que una vez que conoces las normas de composición, lo que antes te parecían fotazas, ahora ves que sólo son fotos bonitas, pero ves los fallos de composición, exposicion, etc. Esto no significa que dejen de ser buenas fotos, eres tú que con tus conocimientos te has vuelto más exigente y ya no te vale una foto bonita como antes, ahora las fotos tienen que ser bonitas y “correctas”.
En este momento tus conocimientos se han ampliado y por eso ves tus fotos con otra perspectiva, ahora necesitas mucha práctica como hablamos en el primer consejo para llegar al nivel que te gustaría. Y lamento decirte que es cuestión de tiempo, de hacer fotos, revisarlas, analizarlas, sacar conclusiones y aprender de lo que hacemos. Tiempo… siempre tiempo.

Tómate la fotografía como un juego y aprende mientras te diviertes

¿Te he dicho ya que para hacer buenas fotos, hay que hacer muchas fotos? Pues precisamente por esto necesitas divertirte con la fotografía, porque vas a dedicarle mucho tiempo, muchas prácticas, y si no te diviertes con lo que haces se ta va a hacer muy cuesta arriba.
Después de mucho tiempo dando clases he podido comprobar que los alumnos que de verdad avanzan, aquellos que llegan a tener resultados increibles, tienen todos algo en común, aparte de la pasión por la fotografía, eran alumnos que disfrutaban en las clases, se lo pasaban bien experimentando cosas nuevas con la cámara.

Ten en cuenta que la experimentación y pasarlo bien mientras practicas te llevará a descubrir cual es tu estilo fotográfico.

La mejor cámara es la que llevas contigo

Una pregunta… Si estás en la playa y de pronto ves que tu hijo pequeño tiene toda la cara llena de chocolate del helado que está tomando y no para de sonreir. ¿Qué cámara es la mejor para hacer esa foto?, ¿tu flamante Canon EOS D5 MarkIV con un objetivo de 35mm y f2,8 que está en la mesa del salón de tu casa?, ¿o el iPhone que tienes en ese momento encima?.
La fotografía no trata de cámaras y equipos, la fotografía trata de captar momentos y de crear recuerdos. La cámara ayuda mucho, por supuesto, pero quien hace la foto no es la cámara, es el fotógrafo que está detrás de la cámara. Procura siempre llevar tu mejor cámara encima como te decía en el primer consejo, pero no dejes pasar una foto por no tener la mejor cámara.
Simplemente conociendo las normas de composición y las limitaciones que tiene tu cámara o el movil a la hora de hacer las fotos ya mejoran sustancialmente el resultado final de tu captura.

Recuerda, no dejes pasar una foto por no tener tu mejor cámara a mano, además, siempre puedes hacer la foto lo mejor que puedas con los medios que tienes, y si luego el resultado no te gusta puedes borrarla.

Para hacer buenas fotos tienes que conocer las normas de composición

A mi modo de ver, la parte más importantee de la fotografía es la composición. Cierto es que necesitamos que la foto esté correctamente expuesta y enfocada, pero cuando lleves tiempo con esto de la fotografía, descubrirás que el modo de conseguir que esta cuente una historia es usando las normas de composición. Estas “reglas” guían nuestra mirada por la fotografía, centran la atención donde queremos y situan la accion y su desarrolo.

El conocimiento de las normas de composción y el correcto uso de estas normas nos aseguran una foto de calidad y “con dimensión”. Una foto que se impregnará con tu personalidad, tu visión particular de las cosas.

Cuando domines la composición notarás que las fotos empiezan a ser tus fotos.

Cuando veas una foto “perfecta” siempre estará editada

Ya publiqué un artículo llamado Edición y retoque en el que daba mi opinión sobre este candente tema. Pero opiniones personales aparte hay una realidad que nadie puede negar ni ignorar.

Todas las fotos que ves publicadas están retocadas, como mínimo editadas.

Así que no te desesperes si no consigues hacer las fotos que ves en Instagram. Aparte de hacer buenas fotos, con el tiempo tendrás que aprender a editarlas. Esto forma parte del proceso de hacer la foto. Y todos los fotógrafos que sigues en las redes hacen dos cosas muy importantes cuando publican sus fotos. A saber; sólo publican las mejores fotos que hacen y todas las fotos publicadas están editadas o retocadas.

Esto es más complicado de lo que pensaba, mejor lo dejo

Aparte de que tengas un Don especial para la fotografía (que hay gente que lo tiene) lo más normal es que seas como el 99% de la población. Eso significa que, como hemos dicho, necesitarás mucha práctica, necesitará tiempo, mucho tiempo que dedicar a la fotografía. Y pasarás por distintas etapas, desde euforia al ver tus primeros resultados impactantes, hasta desesperación al creer que no avanzas, pasando por el tedio de la parte técnica y muchas etapas más.

Incluso llegarás a sentir en algún momento que esto no es lo que parecía, ya que cuando ves fotos espectaculares en la web, no ves el tiempo que le ha llavado al autor el llegar a esa foto. Tú quieres hacerla nada más verla. Pero necesitas los concimientos previos para hacerla. ¿Y eso como se condigue?, como ya he dicho, con mucha práctica y tiempo.

¿Vas a dejar el camino a medio andar?, ¿vas a darte la vuelta a mitad del recorrido?

No dejes de aprender porque de repente todo se haga cuesta arriba. Si te pasa esto, recuerda el quinto consejo, busca a otras personas que como tú estén aprendiendo, salid a hacer fotos y pasad un buen rato.

El buen fotógrafo nunca deja de aprender

samuelfoto.es©2015

Llevo treinta años haciendo fotos y nunca he pensado que ya tenía bastante aprendido. Siempre hay algo nuevo que aprender, ya sea una nueva técnica fotográfica o un tipo de edición distinto al que se hace habitualmente. Basta un paseo por internet para ver tantas variantes de un mismo estilo como técnicas diferentes para hacerlo.

Si algo tienen en común los fotógrafos que no se molestan en aprender, es que sus fotos son siempre iguales, no aportan nada nuevo. Y no hablo del estilo, digo que ya sus fotos no dicen nada, no transmiten nada.

Los fotógrafos que no se molestan en seguir aprendiendo con el tiempo se vuelven fotógrafos mediocres, obsoletos. No destacan y nadie los busca para nada.

Resumiendo

Cuando queremos dar el siguiente paso y mejorar nuestras fototografías no todo es fácil, hay pequeños baches en el camino que te pueden hacer perder el rumbo o las ganas de seguir.
Ten presente en todo momento lo que aquí te digo y ya verás como se te hace un póco más fácil esto de empezar a hacer fotos de calidad.

La verdadera sabiduría esta en reconocer que nunca terminarás de aprender.

Víctor Salas.
«El fotógrafo que está destrás de samuelfoto»


Últimos artículos en la web


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.