COLABORACIONES...

La esencia de las colaboraciones es conseguir unas fotos que podamos usar para mejorar nuestra visibilidad y que no nos cuesten lo que una sesión fotográfica.

Una colaboración es un intercambio en el que se pretende que todos saquen beneficio. El fotógrafo consigue fotos para su página web, publicidad o para practicar técnicas. La modelo consigue fotos de calidad para publicidad, su book o para visibilidad en las redes. Y si contamos con mas profesionales como, maquilladores o peluqueros, estos consiguen fotos para lo mismo, publicidad, visibilidad en las redes, etc.
La idea detrás de una colaboración es unirnos en un proyecto común (sesión en exteriores, sesión de maquillaje, de estudio...) y poner cada uno sus conocimientos para que todo salga a la perfección.
Una vez realizadas las fotos y retocadas, el fotógrafo las pasa a los que han participado en la colaboración y ya cada uno hace lo quiera con ellas.

Una cosa importante a tener en cuenta es que, aunque los derechos de imagen sean del fotógrafo y de la modelo al no haber "remuneración", todos los miembros de la sesión deben poder usar libremente las fotos que surjan de ella. Por eso no está de más un contrato de "cesión de imágenes" firmado por todos antes de la sesión de fotos (al final de este artículo tienes un contrato de cesión de imágenes a modo de ejemplo).

También hay que tener en cuenta las necesidades de cada uno, no vale que el fotografo prepare una colaboración para unas fotos que sólo él necesite. La modelo puede estar interesada en un tipo de foto específicas o en fotos para un medio concreto de difusión. Y los demás colaboradores si los hubiera, también pueden necesitar fotos específicas; fotos del peinado, del maquillaje, de la ropa, atrezzo, etc. Por eso es necesario que antes de la sesión se tenga claro que tipo de fotos se van a realizar, para poder organizar el tiempo, trabajo, esquemas de luces y todo lo que conlleva una sesión de fotos profesional.

Colaboraciones "no profesionales"

Entre los fotógrafos que nos dedicamos al retrato, es muy común proponer a alguien que no sea de nuestro entorno de trabajo una sesión de fotos a modo de colaboración. Solemos hacerlo por varios motivos; el reto de trabajar con una persona que no esté acostumbrada a posar, porque hay gente realmente guapa que no entra dentro de los "cánones de belleza" con los que solemos trabajar (un día tengo que hacer un artículo sobre estos cánones, lo malo es que me temo que sería realmente largo), o porque esa persona tiene un perfil específico que buscamos para un retoque, una práctica o alguna técnica que queremos mejorar.

En estos casos, la forma de proceder es la misma y los objetivos son los mismos. Nosotros tenemos fotos para nuestro trabajo, prácticas o redes sociales. Y la modelo tiene unas fotos profesionales, de calidad y todo sin remuneración, sólo a cambio de la cesión de las imágenes para que todos puedan hacer uso de ellas.

Eso sí, si no eres modelo y te ofrecen una de estas sesiones, ten en cuenta lo siguiente:

  • Si un fotógrafo te propone una de estas sesiones, busca en las redes sociales su trabajo. Si es un fotógrafo serio tendrá página web, facebook, instagram, 500px, flickr o cualquiera de las cientos de redes que hay para fotógrafos. Si no tiene presencia en las redes sociales, desconfia de sus intenciones.
  • Si él no te lo ofrece, pregúntale tú por el contrato de cesión de imáganes. Si bien es cierto que hay fotógrafos que no suelen trabajar con estos contratos, al ver su reacción notarás si es un fotógrafo profesional o no.
  • Asegúrate que siempre haya alguien más en la sesión de fotos aparte de vosotros dos. Si él no puede tener una maquilladora o estilista, siempre puedes ir con una amiga que te acompañe.
  • El fotógrafo nunca va a tocarte para indicarte algo, todas las poses te las describirá. Y si tienes que arreglarte el pelo o quitar alguna arruga del vestido, será su acompañante quien lo haga. Sólo te tocará para darte indicaciones si no es capaz de describir la pose que quiere que pongas.
  • Fíate de tu instinto, si no estás cómoda con una sesión, dilo y la posponéis para otro día. No hay ningún compromiso que te obligue a hacerte las fotos si estás incómoda.

Una sesión de fotos es algo que debes disfrutar y sus resultados pueden ser realmente espectaculares, te dejo aquí algunos ejemplos de colaboraciones que he hecho yo con chicas que no se dedican a posar:


Una colaboración es una gran herramienta con la que todos ganamos, conseguimos fotos de calidad para nuestras redes o publicidad, nos permite practicar y todo a cambio de una simple cesión de derechos de imagen para que todos podamos usarlas. Una oferta muy difícil de superar.

 

Si vas sólo llegarás más rápido, si vas acompañado llegarás más lejos

 

Víctor Salas.
"El fotógrafo que está destrás de samuelfoto"