El triángulo de exposición

Ya he mencionado más de una vez que para aprender a hacer fotos y entender como reacciona la luz en tu cámara, hay que aprender fotografía en modo manual. Luego, cuando tengamos práctica, podremos decidir se seremos unos fotógrafos machotes que trabajamos en manual porque no le tememos a nada, o somos unos fotógrafos aniñados y asustadizos que trabajamos en modo automático porque nos da miedo equivocarnos. 😋 (Modo irónico: ON).
Y para aprender a manejarnos en manual, tenemos que entender qué es y cómo afecta a nuestra foto el triángulo de exposición. Qué implica la relación entre diafragma, obturación e ISO y como afecta a nuestra toma.

El hecho de que hablemos de estos tres elementos como "triángulo", es por la relación que hay entre ellos al modificar sus valores en nuestra cámara. Estos tres valores están unidos entre si, cada uno afecta a los otros dos y tenemos que equilibrarlos para que la exposición (o sea, la luz que compone la foto) sea la correcta; ni demasiada luz (foto muy clara o "quemada") ni muy poca (foto muy oscura o "subexpuesta").

Así que empecemos por lo más importante que es saber que significa cada una de las partes de dicho triángulo y a que se corresponde en la cámara.

Diafragma: En las cámaras reflex se haya en el objetivo, de modo que cambiando de objetivo cambiamos el posible rango de valores del diafragma. Se define con el número f seguido de un valor; f2.8, f4, f5,6...
El diafragma es un conjunto de laminas que está entre las lentes del objetivo y el sensor de la cámara que captará la foto, y que se pueden cerrar o abrir, es decir, creamos una agujero dentro del objetivo que puede ser de mayor o menor tamaño. De este modo controlamos la cantidad de luz que entra a través del objetivo (imagínate un grifo; si lo abrimos a tope pasa "más luz" y si lo cerramos, a la mitad por ejemplo, pasa menos).
¡¡¡ IMPORTANTE !!!, a mayor número f, más pequeño es el agujero y menos luz entra, y a menor numero f, mayor es el agujero y más luz entra. Sí, ya lo sé, está al revés, pero es que yo ne he inventado este sistema, así que lo aceptamos tal cual viene. De hecho hay una explicación de porque los números están "al reves", pero es muy técnica y se sale del nivel de iniciación de este artículo.

Obturación: Es el tiempo que está expuesto el sensor (o película) a la luz. En las cámaras analógicas (las de carrete) es un mecanismo situado antes de la película que consta de una cortina metálica a la que se le puede regular el tiempo que está abierta. En la fotografía digital y dependiendo de la cámara, puede tener ese mecanismo del que hablamos o no (en el caso de las "evil" como la canón EOS M3, no tiene la cortina) en cuyo caso el sensor "funciona" (captura la luz) durante el tiempo que le marquemos.
La velocidad de obturación se mide en segundos y fracciones de segundo; 2 (dos segundos), 1/30 (un treintavo de segundo), 1/250 (un doscientoscincuentavo de segundo)... y según la cámara el rango puede ir de varios segundos hasta 1/5000 de segundo (o menos tiempo si hablamos de cámaras muy técnicas).
Como es lógico, cuanto más tiempo esté abierto el sensor, más clara resultará la imagen y cuanto menos tiempo, menos clara. Por ejemplo; entra más luz durante 2 segundos, que durante 1/2 (medio) segundo.
Imagínate de nuevo el grifo y que el agua es la cantidad de luz que entra; llenas más el lavabo cuanto más tiempo esté abierto el grifo.

ISO: Es la "sensibilidad" con que se captará la luz y se "procesará" la foto. Variando el valor ISO de la cámara el sensor de esta reacciona con mayor o menor cantidad de luz para sacar la foto. A mayor ISO el sensor puede "procesar" la foto con menos luz, y al contrario, a menor valor del ISO la cámara necesita más luz para sacar la misma foto.
De modo que según la cantidad de luz que tengamos en el momento de hacer la foto; un amanecer, el medio día, un día nublado o soleado, plena noche. Podremos jugar con el ISO para asegurarnos que la foto que saquemos esté correctamente expuesta.
En la similitud del grifo, si lo abrimos el mismo tiempo y con el mismo caudal, se llenaría antes un vaso que una botella. El ISO en este caso sería el recipiente, o sea, la "cantidad" de luz que necesitamos.

Por lo tanto, si consideramos la "cantidad" de luz necesaria para que la exposición sea correcta, el diafragma sería el caudal del grifo, la obturación sería el tiempo que está el grifo abierto y el ISO sería el volumen que queremos llenar.

Relación entre los valores

Por lo pronto te dejo aquí para descarga el esquema de la derecha para que lo puedas sacar en una práctica tarjeta o llevarlo en el móvil. Si no lo entiendes no te preocupes, faltan cosas por explicar que veremos más adelante.

Para que la foto sea correcta, es decir, para que esté bien de luz acorde al exposímetro de la cámara, tendremos que ir modificando la cantidad de luz que entra por el objetivo, el tiempo que estará expuesto el sensor y la sensibilidad con la que este trabajará. Siempre siguiendo la indicación de la cámara en cuanto a la luz.
En un próximo artículo veremos como medir la luz, pero si no puedes esperar, te basta con hacer una media pulsación con el botón de disparo (pulsarlo hasta la mitad de su recorrido) y el visor te indicará con una "reglita" si hay mucha luz [+1, +2...], si hay poca [-1, -2...] o si es la correcta [...0...].
Lo importante es saber que cada vez que modifiquemos algún valor dentro del triángulo, este afecta a su relación con los otros dos, por lo que para una correcta exposición tendremos que ir cambiando los tres valores (bueno, en realidad dos, ya lo veremos más adelante). Si te puede la impaciencia y quieres experimentar por tu cuenta, toquetea tu cámara, haz fotos y comprueba en la pantalla si salen oscuras, claras o correctas. Recuerda mantener el valor de la regla de tu visor lo más cerca posible al 0.

Algo muy importante que tienes que saber es que toda la fotografía gira en torno a estos tres valores. Estas tres formas en que modificamos la luz; la cantidad de luz, el tiempo de luz y la sensibilidad con que reacciona el sensor o carrete, son las que van a crear nuestra fotografía. Todo lo demás que trae tu cámara; compensación del ISO en largas exposiciones, autobraketing, las decenas de modos fotográficos que trae tu cámara... todos los "artificios" y opciones que trae tu cámara giran en torno a estos valores. De hecho en una cámara analógica, tanto una Zenit 122, como una Hasselblad 500, estos son los mismos valores que conforman la fotografía.

ESTOS TRES VALORES Y LA RELACIÓN ENTRE ELLOS SON LA BASE DE TODA LA FOTOGRAFÍA.

Así que vamos por partes y siento decírtelo, pero también vamos despacio. Primero tenemos que saber como afecta cada uno de los valores del triángulo de exposición al resultado final. Lo vamos a ver en los siguientes artículos; "Diafragma y desenfoque", "Obturación y movimiento" e "ISO y sensibilidad". Después de esto veremos como se mide la luz y se hace una exposición correcta. De modo que paciencia y tranquilidad, por lo pronto, con que te quede claro lo que hemos visto hoy vamos por el buen camino.

 

La verdadera sabiduría esta en reconocer que nunca terminarás de aprender.

 

Víctor Salas.
"El fotógrafo que está destrás de samuelfoto"

 

 

  • Como ya habrás observado, los artículos de iniciación van poco a poco creciedo, de modo que en breve podrás seguirlos en orden como si de un curso se tratara. Para ello tienes este enlace donde los encuentras ordenados.
    Pero este no sería un buen curso si no pudieras resolver tus dudas. Por eso, si tienes alguna pregunta relativa a alguno de los artículos de iniciación, puedes contactar conmigo en el email cursos@samuelfoto.es donde te la resolveré.