Quiero hacer fotos...

...¿QUÉ TENGO QUE SABER?

En todos mis cursos trato de dejar clara una idea que considero básica para aprender fotografía. No digo que sea la correcta, ni la mejor. Simplemente es la mía, mi opinión. Lo que yo pienso y lo que he visto en estos 28 años que llevo dedicados a la fotografía.

“Tómate la fotografía como un juego, y trata de aprender mientras te diviertes”

Y si creo que este es el enfoque necesario, es porque para aprender fotografía hace falta mucho tiempo y normalmente, mucha paciencia. De modo que si no te gusta lo que estás haciendo, si no te diviertes con lo que vas aprendiendo, se te va a hacer muy cuesta arriba.
Hay muchos artículos en la web explicando lo guay que es aprender fotografía, cursos que te dicen que es super fácil y tutoriales con muy buenos consejos para empezar en esto de la fotografía. Pero yo quiero decirte la verdad: “Hay que hacer muchas fotos para dominar las distintas técnicas fotográficas”, pero también te digo que si yo he sido capaz de aprender fotografía, cualquiera que le eche pasión y ganas, puede conseguirlo.

De modo que aquí te voy a dejar unos consejos, detalles a tener en cuenta cuando decides que quieres mejorar y vas a aprender a hacer fotografías. Cuando decides que quieres ser fotógrafo.

PRIMERO:

Olvídate del móvil y de las cámaras en modo automático. Es cierto que tienes un montón de fotos chulas en tus redes, probablamente te hayas “picado” con la fotografía por eso, pero ¿sabes como has conseguido esas fotos?, ¿sabes por ejemplo por que hay veces que el fondo sale desenfocado y otras no?, ¿o sabes por que hay fotos super coloridas y otras parecen apagadas aunque se vean bien de luz?.
Hacer fotos no es “pulsar el botón”, detrás de cada instantánea hay una técnica, un proceso y unos conocimientos aplicados, y tienes que conocer todo esto para saber que estás haciendo, o como repetir algo que conseguiste antes o visto por ahí.

Es muy importante, para hacer buenas fotos tienes que estudiar. Y esto lleva tiempo.

SEGUNDO:

Tienes una gran suerte porque estás en la “era digital” de la fotografía. Cuando yo aprendí había que hacer las fotos (que no se veían en la pantalla al instante), llevarlas a revelar (esperando varios días hasta que estuvieran) y luego ver los fallos y los aciertos (y recordar los valores que se habían usado en la cámara). Todo esto llevaba tiempo y dinero, pesetas en aquella época. Sí amigo, tenías que pagar si querías ver las fotos que hacías. Hoy en día te puedes hartar de hacer fotos, cientos de ellas, elegir las “que molan”, borrar el resto, y presumir en las redes de tus fotos. Y aunque esto ha vuelto la fotografía algo banal, es un gran ventaja, porque para aprender fotografía hay que hacer muchas fotos. Y hoy en día, quitando la inversión inicial de la cámara, no te cuesta nada hacer fotos, verlas, ver los parámetros, aplicar lo que has aprendido y avanzar mejorando tus fallos.

Para hacer buenas fotos hay que hacer muchas fotos.

TERCERO:

Normalmente nos compramos la cámara antes de aprender a hacer fotos (la mayoría de mis alumnos son gente que se han comprado una cámara y notan que no le sacan provecho). Es un error, pero hay un error mucho más grave y que casi todos los iniciados cometen. Piensan que "cuanto mejor y más cara sea la cámara, mojores fotos hará". GRAVE ERROR, pues la foto la hace el fotógrafo, NO la cámara. Por supuesto que un Mercedas Clase C 500 corre más que un Panda, pero si no sabes conducir ninguno de los dos te sirve. Así que deja para más adelante las inversiones fuertes en equipo fotográfico y empieza por lo básico.

Para hacer buenas fotos no es necesario una cámara cara.

CUARTO:

La fotografía es un hobby caro. Como hemos visto no es necesario una cámara cara para hacer buenas fotos, pero para ir mejorando en tu técnica y conseguir mejores efectos con el tiempo tendrás que invertir en objetivos de mayor calidad. Luego ya dependiendo del tipo de fotografía que te apasione el equipo variará; trípode, filtros, flashes, iluminación de estudio, baterías para no quedarte tirado, accesorios como mochilas. Lo más caro son los cuerpos de cámaras y los objetivos, luego las luces de estudio y los flashes, dependiendo de tu afición tendrás que comprar unos u otros.
Y por supuesto un ordenador para catalogar y editar las fotos y discos duros para almacenar tus fotos (esto último imprescindible).

Llegará el momento en que tendrás que invertir para conseguir nuevos resultados.

QUINTO:

La fotografía es una gran pasión por todo lo que engloba. En una foto no sólo el uso de la cámara nos lleva a un gran resultado, necesitamos conocer la técnica fotográfica y luego, en la parte artística, las normas de composición. Una foto perfecta es una combinación de conocimientos técnicos y artísticos, un gran ejercicio que une mente y alma. Como dijo Henri Cartier-Bresson; “Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje”.
Las normas de composición son muchas, dependen del tipo de fotografía que hagamos y del resultado que queramos obtener. La correcta elección de la composición puede trasmitir calma o, todo lo contrario, tensión. Puede dirigir nuestra mirada dentro de la foto y puede transmitir sensaciones. Todo esto tenemos que dominarlo si queremos conseguir fotos impactantes. Suena complicado, pero es apasionante.

Para hacer buenas fotos hay que conocer las normas de composición.

SEXTO:

En mis más de cuarenta años el avance de la fotografía ha sido increíble, han cambiado las técnicas, han evolucionado los estilos, y la tecnología ha dado un vuelco tan brusco a nuestra profesión que muchos fotógrafos no han podido seguir el ritmo que marcaba. Un consejo muy importante; la edición fotográfica forma parte de la técnica, te digan lo que te digan. Hoy en día, hacemos la foto y la revelamos nosotros, tienes que cuidar tanto la foto como la edición de la misma y muchas veces, dependiendo de la técnica que estes usando, tendrás que hacer las fotos teniendo en cuenta de antemano la edición que vas a aplicar, ten en cuenta que la cámara tiene sus limitaciones y en la edición las compensamos (y ojo, date cuenta que he hablado de “edición” en ningún momento he hablado de “retoque”, no los confundas).

Cuando veas una foto “perfecta” siempre estará editada.

SÉPTIMO:

Lo que mas desespera a los que empiezan en esto es que se tarda bastante en conseguir buenos resultados. Una vez que empezamos a hacer fotos con cabeza y nos dejamos de disparar a lo loco, parece que hacemos peores fotos que antes. Pero no es así, lo que ocurre es que una vez que conoces las normas de composición, lo que antes te parecían fotazas, ahora puedes ver fallos en ellas. Esto no significa que dejen de ser buenas fotos, eres tú que con tus conocimientos te has vuelto más exigente y ya no te vale una foto bonita como antes, ahora las fotos tienen que ser bonitas y “correctas”.
En este momento tus conocimientos se han ampliado y por eso ves tus fotos con otra perspectiva, ahora necesitas mucha práctica como hablamos en el segundo punto para llegar al nivel que te gustaría. Y lamento decirte que es cuestión de tiempo, de hacer fotos, revisarlas, analizarlas, sacar conclusiones y aprender de lo que hacemos.

Se necesita tiempo para conseguir buenos resultados

CONCLUSIÓN:

La fotografía es de lo más apasionante y está en constante evolución. Se mejoran las cámaras, evolucionan las técnicas, se aplican conceptos novedosos en estilo "de toda la vida". Esto es fascinante, pero nos obliga a estar siempre pendiente de lo "que se mueve en el mundillo", cada cierto tiempo no tenemos más remedio que reciclarnos, e incluso que estudiar de nuevo. La fotografía es exigente con quienes la practican, no todos los que hacen fotos están a la altura... ¿Te atreves tú?

 

A través de mis fotografías puedo hablar de manera más intrincada y profunda que a través de las palabras.

Richard Avedon

 

Víctor Salas.
"El fotógrafo que está destrás de samuelfoto"